miércoles, 27 de marzo de 2013

Capitulo 191 ♥


Paula: ¿cómo que  Mati casi se cae a la pileta Pedro Alfonso?

Pedro: nada que ver mi amor

Uschi: pero padrino…

Interrumpe Pedro….

Pedro: que linda, toma mi amor come torta (riendo)

Paula: Estoy esperando Pedro (Seria)

Pedro: se acerco pero nunca llego al borde porque lo agarre antes.

Paula: Mira si se caía  y se ahogaba, ¿qué hacemos?

Pedro: Pau, no hagas un drama que no paso nada

Paula: No hagas un drama me Decis? ¿Donde estabas que no prestaste atención cuando mi bebé se acercó a la pileta? (verborrágica  y muy molesta)

Pedro: estaba cuidándolos y jugando con ellos, no me quieras condenar por un segundo que me descuide, porque no es asi, cuando estuve la tarde jugando con mis dos hijos por igual,

Paula: Pero no podes descuidarte ni medio segundo, ¿Pedro no entendes? (Levantando la voz)
Pedro: No levantes la voz que estás asustando a los nenes. (Viendo la cara de pánico de Anna, Uschi y Mati)

Paula: ¿y cómo queres que me ponga si llego a perder  a uno de mis hijos?

Pedro: amor no paso nada, no me trates de mal

Paula: no te estoy  tratando mal, pero entendeme.

Pedro: tampoco me trates de mal padre por qué no lo soy

Anna: Papi no peleen. (Empezando a llorar asustada)
Pedro: No pasa nada mi amor. ¿Ves lo que causas? (Reprochándole mientras abrazaba a su hija que lloraba asustada)

Paula: perdóname hija es que me asuste.

Anna no le dijo nada mientras seguía abrazada a Pedro…

Pedro: déjala Paula, vamos adentro chicos.

Paula: Pedro veni para acá.

Pedro: no me jodas nena

En ese momento Mati se puso a llorar y Pedro volvió a darse la vuelta y con su brazo libre alzó al bebé y se lo llevó adentro con ellos dejando a Paula con la palabra en la boca.

Luciana. Bueno chicos vamos que los tíos tienen que hablar.

Delfi: pero mami yo me quería quedar.

Paula: amor, te prometo que otro día volves y te quedas pero ahora necesito hablar con el tío.

Delfi: está bien.

Luciana: nosotros nos vamos Pau, nos hablamos en la semana antes del domingo

Paula: si yo te llamo.

Después de que Luciana se  fue Delfina le dijo a Paula….

Delfina: te fuiste a la mierda Paula no tenias derecho a tratarlo asi a Pedro.

Paula: ¿vos no entendes que casi se cae mi hijo a la pileta?
Delfina: pero no paso y tenes que estar orgullosa de eso en vez de tratar a Pedro asi,

Paula: no tengo ganas de discutir.

Delfina: no seas chiquilina y entende que otra vez como siempre te equivocaste con el ya lo hiciste una vez  y te quisiste vengar pensando que el te habia engañado  no fue asi.

Pero para que te hablo  si siempre queres tener la razón de todo.

Paula: es que me asuste, vos sabes lo que son mis hijos para mí.

Delfina: y tambien se lo que se aman con Pedro y todo lo que lucharon para estar juntos, por eso ahora anda y pedile perdón.

En ese momento tocaron el timbre Pedro fue junto con Uschi atender ya que sabía que era Flor  que venía a buscarla.

Uschi: Chau tía, perdona si te traje problemas

Paula: no pasa nada amor.

Uschi: chau Delfi.

Delfi: chau hermosa.

Paula: Pedro, ¿podemos hablar?

Pedro: ahora no puedo

Delfina: yo me voy traten de arreglar sus cosas.

Paula: chau, gracias por todo.

Un rato después Paula se encontraba en la cocina cuando Pedro  entro…

Pedro: mejor vengo después.

Paula: para amor te quería pedir perdón.

Pedro: ahora no quiero hablar.

En ese momento Paula lo siguió hasta el cuarto, cuando entro lo vio parado contra la ventana.

Se acerco a él y lo abrazo besando su mejilla…

Paula: por favor mi amor perdóname.

Pedro: es siempre lo mismo, ¿vos pensas que yo hubiera dejado que mi hijo se ahogue?

Paula: claro que no, por favor perdóname mi amor (arrodillándose)

Pedro: Paula levántate  del piso

Paula: no quiero hasta que no me perdones, se que estuve muy mal, pero perdóname mi amor

Pedro: Paula deja de ser chiquilina, levántate del suelo. (Haciéndola levantar del piso)

Paula comenzó abrazarlo y a llenarlo de besos…

Paula: por favor te prometo que no va a volver a pasar pero perdóname

Pedro: Basta Paula.

Paula: ¿no me vas a perdonar?
Pedro: …

Paula: el que calla otorga (encerrándose en el baño)

Pedro: Paula abrí la puerta te lo pido por favor que dejé a los nenes abajo.

Paula salió del baño sin dirigirle la palabra mientras Pedro iba detrás de ella...

Pedro: ahora no me dejes con la palabra en la boca (yendo detrás de ella)

Paula: ¿Y qué más queres ahora? (Frenándose y dándose vuelta de golpe, quedando frente a frente)

Pedro: ¿vas a empezar a preguntar antes de  atacar?

Paula: No tengo ganas de pelear yo. (Nariz con nariz)

Pedro: yo tampoco quiero pelear con vos mi amor

Paula: ¿tregua entonces?

Pedro: tregua pero no lo hagas más (Apretándola contra su cuerpo y besándola apasionadamente)

Paula: perdóname por ser media chinchuda mi amor

Pedro: ¿media? (levantando una ceja)

Paula: bueno un poquito

Pedro: ¿Un poquito? (Mirándola obvio)
Paula: Bueno un poquito mucho.
Pedro: Pero asi te amo. (Besándola de vuelta mientras la apretaba contra la pared)

En ese momento se apareció Anna y  cuando vio que sus papas se estaban besando les dijo…

Anna: se van ahogar (Soltando una carcajada Feliz)
Pedro: ¿Qué haces acá arriba enana?
Paula: ¿Donde quedó Mati mi amor? (Seguía abrazada a Pedro del cuello)

Anna: está jugando con Moro y Mora

Paula: Amor vamos que ese enano es capaz de salir de vuelta afuera.
Pedro: Si porque hoy ya intentó pararse. ¿Vamos? (Agarrándola de la mano y dándole un pico)
Paula: ¿Vos te quedas acá arriba mi amor? ¿Para qué venias?
Anna: Tengo hambre mamita venia a pedirte algo para comer. (Tímida)
Pedro: Vamos abajo entonces.
Anna: ¿Me haces cocochito papi?
Pedro: Si cielo veni.

Mientras Paula le preparaba algo para comer Anna le dijo…

Anna: mami la señorita te mando una nota

Paula: ¿a mí?

Anna: si.

Pedro: ¿qué te mandaste enana?

Anna: nada si soy una santa

Paula: ahí voy a buscar tu cuaderno de comunicaciones.

Al rato Paula volvió con el cuaderno y al leer la nota comenzó a reírse.

Pedro: ¿qué pasa que te reis?

Paula: lee la nota  (dándole el cuaderno)

Pedro: Señores padres se les informa que los días jueves y viernes el jardín permanecerá cerrado por semana santa, nos vemos el lunes, felices pascuas, el jardín

Paula: Uf. (Suspirando)
Pedro: Mas te valía enana que no te hayas mandado nada. (Riendo al ver la reacción de su mujer)
Anna: Si yo me porto bien papi no hice nada. (Tierna)
Pedro: Si mi vida solo dice que el jueves y viernes no vas a ir al jardín.
Anna: ¿Y qué voy a hacer acá? Me aburro yo. Ufa. (Cruzándose de brazos)
Paula: Podemos invitar a Loli y Luqui esos días a jugar amor y se meten a la pile, total viven en el mismo barrio.

Pedro: A Loli sí.
Paula: No empieces Pedro.
Anna: No empieces Pedro. (Seria)
Pedro: Soy tu papá enana eh. (Haciéndole cosquillas)
Anna: No papito cosquillas no. (Riendo fuerte)
Paula: Van a despertar al enano.
Pedro: Perdón.
Paula: Ya está la comida bebé.
Pedro: Ya voy.
Paula: Le estaba hablando a mi hija Pedro. (Riendo)

Pedro: ¿qué yo no soy tu bebe?

Paula: no vos sos mi potro
Pedro: acordate que nos quedo trabajo pendiente de la oficina (mirándola pícaro)

Anna: ¿Tienen que trabajar mamita? (Inocente)
Paula: Si mi amor papito y yo tenemos que trabajar. (Sonriendo)
Anna: ¿Puedo ayudarlos?
Paula: No hija es trabajo de grandes.
Anna: ¿Esta noche?
Paula: Si amor por eso vos vas a dormir temprano en tu habitación y Mati en la suya.
Anna: Bueno mamita. (Conforme)
Pedro: Lo que nos vamos a divertir esta noche. (Sensual en su oído)

Paula: esta noche no te salvas de terminar el trabajo pendiente Alfonso.

Pedro: vos tampoco te vas a salvar de terminar el trabajo Chaves

Anna: Es mucho trabajo mamita. Yo quería dormir con ustedes.

Paula: Mañana mi vida te lo prometo, hoy papá y mamá tienen que estar solos ¿si gordita?

Anna: Bueno mami.

Pedro: Que feo que le mientas a mi princesa. (En su oído riendo)

Paula: Bueno hoy se va a dormir con nosotros entonces. (También en el oído)

Pedro: No, sabes que estaba jodiendo mi amor. (Besando su cuello)

Anna: Ya termine mami.

Paula: Pero comiste muy poquito mi amor ¿no te gustó?

Anna: Si mami me gustó mucho, me gusta todo lo que vos me cocinas pero ya no quiero.

Paula: Bueno mi vida.

Anna: ¿Puedo ir a jugar mamita?

Paula: Si gorda podes ir amor.

Pedro: Hey ¿y mi beso? Venga para acá. (Cuando la nena ya se estaba yendo)

Anna: Perdón papito. (Abrazándolo del cuello y llenándolo de besos)

Pedro: Te amo y estoy muy feliz de que hayas vuelto a nuestra casa.

Anna: Yo también te amo papito y te extrañé mucho. (Abrazándolo)

Pedro: Bueno vaya a jugar. (Bajándola)

Anna: A vos tambien te amo mucho mamita. (Abrazándola y dándole un beso)

Paula: Te amo más mi cielo. (Abrazándola también y llenándola de besos)

Pedro: bueno ahora anda a jugar

Anna: si papito

Pedro: me encanta la escusa  que le dimos  a nuestra hija.
Paula: obvio que no le iba a decir que vamos hacer el  amor.

Pedro: me podes cumplir una fantasía.

Paula: ¿otra? (mirándolo)

Pedro: podes ser mi secretaria y trajimos trabajo pendiente

Paula: me encanta, espera hasta la noche y te cumplo tu fantasía

Pedro: mire que tiene mucho trabajo para hacer,

Paula: ¿es con aumento de sueldo jefe?

Pedro: Mmm si hace bien su trabajo le aseguro que si señorita. (Besándole el cuello)

Paula: entonces voy hacer mi trabajo mejor que nunca

Pedro: ok,  la espero esta noche en mi cuarto

Paula: ahí voy a estar, no se preocupe.

Pedro: le aseguro que su trabajo le va encantar

Paula: Estoy segura de eso con el jefe tan lindo que tengo no lo dudo. (Hablándole sensual cerca de la boca)

Después de un rato se encontraban los cuatro cenando en familia…

Cuando terminaron Paula dijo…

Paula: bueno mis amores a dormir

Pedro: si vamos que con mama  tenemos que trabajar mucho

Anna: ya mami, me quiero quedar un rato más.

Paula: Bueno amor un ratito más.
Anna: ¿Podemos ver juntas la tele como cuando era más chiquita? (Mirándola tierna)

Paula: un rato ¿si mi amor?

Anna: si mami.

Pedro: bueno miremos un rato de tele y después los dos a la cama

Anna: si papito

PyP estuvieron viendo un rato la tele junto a Anna y Mati, pero en un momento se dieron cuenta de que se habían quedado dormidos.

Paula: se durmieron

Pedro: entonces aprovechemos y llevemos a cada uno a su cuarto antes de que se despierten.

Paula: vamos por el ascensor

Pedro: Si lleva vos al enano que mi princesa ya está pesada para vos. (Agarrando con cuidado a Anna para que no se despertara)

Después de dejar a cada nene en su cuarto era el momento de cumplir la fantasía de Pedro.

Paula: Me voy al vestidor jefe, espéreme en su cuarto

Pedro: Con mucho gusto señorita. (Besando su cuello)

Mientras Pedro  la esperaba en el cuarto Paula se fue hasta su vestidor y se vistió de secretaria.

Cuando termino se dirigió al cuarto y le dijo a Pedro…

Paula: acá estoy jefe,  ¿me llamo?

Pedro: No pero estaba a punto de hacerlo. (Acostado en la cama sin camisa)
Paula: ¿Qué necesita jefe? (Sensualmente desde la puerta del vestidor)
Pedro: ¿Se puede acercar por favor? (Recostándose por el respaldar de la cama)
Paula: ¿Qué hace sin camisa señor?

Pedro: adelanto trabajo, acérquese por favor (llamándola con el dedo)

Paula se acerco a él y le dijo…

Paula: acá estoy  señor Alfonso

Pedro: mejor (haciéndola caer en la cama)

Paula: Me parece que se está equivocando Señor Alfonso,

Pedro: yo para nada.

Paula: ¿y el trabajo que teníamos que terminar?

Pedro: Ahora vamos a trabajar ese asunto. (Sentándola sobre sus piernas mientras besaba su cuello)

Paula: ¿qué quiere hacer conmigo jefe?

Pedro: de todo (mientras le quitaba su blusa)

Paula: me parece que se está desubicando usted es un hombre casado y yo soy una chica inocente.

Pedro: No estoy soltero, solo tengo ojos para usted. (Tirando la blusa al suelo y besando su hombro)

Paula: ¿sabe una cosa Señor Alfonso? (mientras le desabrochaba el pantalón)

Pedro: ¿qué? (mientras quitaba su sostén y la apretaba contra su pecho)

Paula: muero por qué me haga suya

Pedro: Sus deseos son ordenes señorita, yo también muero por hacerla mía. (Recostándola suavemente en la cama)

Después de un rato se deshicieron de la ropa y estuvieron haciendo el amor por varias horas.

Mientras que Pedro acallaba los gritos de Paula con besos.

Paula: te extrañe mucho (largando un gemido)

Pedro: yo tambien mi amor (mientras seguían haciendo el amor)

Después de hacer el amor Pedro la recostó sobre su pecho…

Paula: no sabes lo que amo hacer el amor con vos cada día es mejor,

Pedro: y yo ni te cuento, amo hacerte siempre mía.

Paula: tanto ejercicio  me dio ganas de un chocolate, ¿me vas a buscar uno a la cocina?

Pedro: ahí te traigo, (poniéndose el bóxer)

Paula: gracias mi amor.

Al rato Pedro volvió con  los chocolates y le dijo…

Pedro: mira a quien  me encontré en la cocina

Paula: hola chancho, ¿tendrá hambre?

Pedro: Si puede ser porque o si no estaría durmiendo con la gorda.

Paula: voy a darle de comer y vengo

Pedro: bueno volve pronto que te extraño

Después de darle de comer a Moro Paula volvió al cuarto con Pedro…

Pedro: ¿y qué le pasaba?

Paula: tenía hambre ahora se fue devuelta con Anna

Pedro: mejor asi nos mimamos un rato más

Paula: Dale porque tu esposa se quedó con ganas de más mimos. (Besando su pecho desnudo)

Pedro: y obvio que se los voy a dar (acostándose y besándola)

Después de un rato de mimos se quedaron dormidos y abrazados.

Al otro día mientras desayunaban Anna les dijo….

Anna: ¿y pudieron terminar el trabajo anoche?

Paula:…

 

Si dejan más de 15 comentarios el viernes  a esta hora subimos otro capítulo (Es un comentario por Persona, no cuentan los comentarios de la misma persona) sino dejan más de 15 comentarios no subimos el viernes

6 comentarios: